Conoce la artesanía de madera de olivo

Artesanía de la madera de olivo

Conocemos al olivo por el rico fruto que produce y conocemos las muchas variedades que se tienen para extraer los más deliciosos aceites, mientras que la utilidad de la madera de olivo tiene es un tema menos apreciado. Muchos árboles de olivo son de troncos grandes y resistentes del cual se puede extraer una madera, que a pesar de su dureza, tiene una textura muy apreciada por su belleza y puede ser utilizada para crear objetos decorativos, utensilios de cocina e incluso muebles.

Estos troncos cuentan con un color ocre verdoso con vetas pardas irregulares, que forman característicos dibujos con los cuales son fáciles de reconocer. Al tacto podemos sentir un aspecto sedoso, homogéneo y con cierta plasticidad si no sufre de un secado excesivo, esto la hace una madera perfecta para crear marcos de hachas y azadas.

Esta madera es robusta y resistente a la abrasión y entre sus características de manejo podemos contar con su dificultad al aserrar a la par con su fácil manipulación. Se pueden obtener acabados muy lisos y pulidos que se pueden resaltar fácilmente con tintura, esta madera la recibirá muy bien. Una de sus mayores dificultades de uso, se presenta en el momento del secado, esto hace que la elaboración de materiales de olivo sea una actividad muy limitada.

Donde se pueden encontrar

La actividad de las artesanías de madera de olivo está por el momento suscrita a un pequeño conjunto de gremios de artesanos convirtiéndolo en un arte muy valioso, ya que la mayoría de detalles de estas artesanías son creados completamente a mano. Las personas que conforman estos grupos cuentan con estudios técnicos para realizar su labor y en la mayoría de casos cuentan con algún grado de automatización que les ayuda a agilizar algunos de los procesos. Inicialmente se trataba de personas en un ambiente de trabajo agrícola, los artesanos eran dueños de los productos y los medios de producción, además solían contratar aprendices.

Los productos artesanales en ese momento no eran económicos debido al tiempo necesario para su fabricación y la mano de obra, pero al llegar la revolución industrial, los gremios artesanales redujeron su popularidad debido a la reducción en los costes de producción. Pese a esto, los artesanos de la madera de olivo se han mantenido vinculados al ámbito rural y agrícola conservando su prestigio y por supuesto la calidad de sus obras, lo que los vuelve un sector exclusivo con productos distintivos y que no pueden ser igualados por productos elaborados de forma industrial.

La producción de piezas de madera de olivo debe hacerse de forma artesanal, esto se debe a las características de la materia prima, necesita todo un protocolo de preparación y hace que el artesano deba invertir tiempo y dedicación a este trabajo. Con el tiempo se ha visto un aumento de estas piezas en las ferias, mercados y tiendas gracias a familias que continúan la tradición de este arte.

Pero si realmente te gustaría introducirte en la artesanía de madera de olivo y hacerte con algún producto de este material, te aconsejamos que te des un paseo por http://artemaderaolivo.com/

Cómo se elaboran las piezas con madera de olivo

Para realizar un artículo en madera de olivo lo primero que se debe hacer es escoger la madera. Esto se hace cuando, al final de la campaña de la aceituna, se corta del olivo las ramas improductivas o que no permiten una recolección adecuada. A este proceso se le llaman tala.

De esta madera cortada se toma las ramas más adecuadas por tamaño para realizar la artesanía, tras ser seleccionadas, se pasan el proceso de secado, que consiste en enterrar y desenterrar la rama seleccionada. Este proceso puede durar incluso un año.

Una vez la madera está seca, se procede a la elaboración de la pieza. Debemos aclarar que la madera de olivo no permite fabricar muebles grandes, pues el árbol no proporciona tablones y el pegado de las tablas por su canto no es duradero.

Por último se procede a eliminar de forma sistemática cualquier imperfección en la pureza de la madera y a la elaboración del plano y ensamblaje del mueble o artesanía. Una vez que se completa el armado, se pasa al proceso de barnizado. Al finalizar este proceso llegará el cliente una delicada pero robusta pieza artesanal que durará años y es arte genuino.

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.