Receta: Queso en aceite de oliva

Receta de Queso en aceite de oliva

 

El queso en aceite de oliva tiene una historia un tanto interesante: En principio se utilizaba solo como una técnica para preservar el queso, con el tiempo se dieron cuenta que el queso adquiría cualidades especiales como un sabor único.

Como dato curioso te podemos contar que esta forma de conservación era un alimento pastoril muy común y generalmente se tenía para acompañar a los viajeros. Fue el propio Cristóbal Colón quien lo incluyera entre los alimentos que llevaría su tripulación, claro que al tratarse de una forma natural de conservar el queso era lógico que fuera una técnica empleada en este tiempo y más aún en viajes tan largos.

Al notarse que el queso adquiría los matices característicos del aceite de oliva y aún más que al agregarle otros ingredientes como especias, el ajo o la cebolla se podía obtener un queso con sabores únicos, empezó a usarse de forma más regular. La tradición manchega dicta que se debe colocar los quesos enteros en una olla de barro (también se podía utilizar tinajas u otros recipientes de barro) luego se almacenaban durante un tiempo en un lugar fresco. Las vasijas de vidrio también son un material muy utilizado cuando se quiere hacer en casa, aunque en este caso se puede cortar en pedacitos o tacos y entonces se puede sumergir.

Ahora sí vamos a ver un poquito más a fondo la receta que traemos para hoy, la idea no es sólo colocar dentro del recipiente el queso y dejarlo en el olvido, esto sólo hace que el queso se conserve por mucho tiempo. En este caso la idea es sacar el queso y que podamos disfrutar de esos deliciosos sabores que se impregnarán en el mismo.

Ingredientes para el queso en aceite de oliva virgen extra

  • Una hoja de laurel.
  • Una rama de romero.
  • Un diente de ajo pelado.
  • Tomillo fresco en hojas.
  • Pimienta negra en grano.
  • Aceite de oliva virgen extra de calidad.
  • Un recipiente hermético y esterilizado.
  • Queso a elección personal.

Se pueden utilizar diferentes quesos, dependiendo de cuál se escoja. Existen algunas recomendaciones más que nada en el momento de decidir cuánto tiempo se dejará en espera. El queso curado es demasiado fuerte en sabor y tardará más tiempo en tomar las características del aceite (puede ser entre 10 a 12 meses)  y si se usa un queso tierno no se puede dejar por un lapso de tiempo muy largo (puede ser días o semanas)  pues se corre el riesgo de que se produzca una “babilla” por estar en contacto con el aceite mientras que el semicurado tendrá un tiempo de espera media (entre 4 a 6 meses).

Preparación del queso en aceite de oliva

La preparación es simple, primero que nada se debe lavar y esterilizar del recipiente, acto seguido se corta el queso bien sea en trozos grandes o medianos y se introduce en el recipiente, se añade el aceite de oliva virgen extra hasta el tope dejando el queso totalmente sumergido.Finalmente agregamos las especias y condimentos a gusto.

Se cierra el recipiente y se deja en un lugar donde no le dé el sol durante el tiempo que se haya determinado dependiendo la clase de queso.

Pasado este tiempo está listo para su consumo, puedes experimentar con las especias que desees, algunos le agregan cosas como guindillas para darle un poco de picante,.

¡Deléitate con esta receta, puedes usar estos quesos para acompañar panes tostados tapas y otras delicias!

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.